Ese ser llorón que ha invadido mi casa

Es posible que con ese título todas os hayáis preguntado: «¿Ésta cuándo ha sido madre?». No os confundáis, ese bicho llorón no es un bebé (¡ojalá!). La cosa que no deja de llorar no es otra que la que intenta ser madre de un Alien (traduciendo… soy yo).

zooey1
Vale que de por sí soy de lagrima fácil, pero creo que este último año he batido records, he llevado al límite las reservas de líquido que hay en mi cuerpo, ¡un día de estos me deshidrataré!

¿Cómo puedo cambiar tanto de humor? Sinceramente: si estoy así de desquiciada e insufrible ahora, ¿qué pasará cuando empiece el tratamiento y esté cargada de hormonas? O peor, cuando el milagro ocurra y esté ¡embarazada!

Un día de estos PapáAlien le pedirá a mi madre la hoja de reclamaciones, presentará el tique de compra y me mandará de una patadita en el pandero de vuelta a Galicia, probre hombre, ¡lo que tiene que aguantar!

firma

10 Comments

  • No sin mis patucos 06/10/2014 at 09:44

    Creo que es normal que llores y patalees todo lo que necesites, pero cuando consigas tu embarazo probablemente no llores mas, ya lo verás.
    Un abrazo fuerte.

    Reply
  • mamablogger1 06/10/2014 at 09:52

    Yo también soy muy llorona, pero supongo que hay momentos en la vida que los sentimientos afloran más, y no por ello debes sentirte mal o que tienes que cambiar… Somos unas lloronas empedernidas y no podemos hacer nada, jejeje!!!
    Un abrazo ben fuerte!

    Reply
  • cuchimu 06/10/2014 at 10:50

    Si juntaramos lágrimas…se llenarian los pantanos!!! Pero te entiendo tanto…yo creo que ya me he secado por dentro, estoy en fase de sequía ocular. Ya me volverá..ya. Mucho ánimo tesoro. Si tienes que llorar, aquí estamos para secarte las lágrimas

    Reply
  • Olimpia 06/10/2014 at 13:37

    Otra llorona más y ahora embarazada ya estoy que bato récords. Yo siempre he dicho es una forma de desahogo y expresión y ya ves por los comentarios que no eres la única. Aquí estaremos para lo que necesites y espero que tu objetivo esté muy cerquita. Un beso

    Reply
  • Krika 06/10/2014 at 14:28

    No te preocupes, ese ser llorón también está en mi casa, ánimo! Me encanta cómo cuentas las cosas, un saludo!

    Reply
  • Elora Dannan 06/10/2014 at 16:58

    Ainss, cuánto te entiendo!! Yo siempre he sido de lagrimilla fácil, soy muy llorona y me cuesta horrores controlar mis emociones, pero este último año me he superado con creces! En especial ahora, después de dos tratamientos negativos, me siento como la reina del drama, jajaja
    Mucho ánimo nena! Aquí estamos para limpiarte las lágrimas o llorar contigo todo lo que sea necesario 🙂
    Un besazo!

    Reply
  • piruletainfinita 06/10/2014 at 17:18

    Yo ahora no soy tan de lágrima tan fácil como antes. Me he endurecido y enfriado. Pero te digo desde ya, que durante el embarazo llegué a pensar que tenía las glándulas lacrimales sueltas porque era un no parar…
    Un besote!

    Reply
  • Diario de una madre ingeniera 06/10/2014 at 17:45

    ay nena, como te entiendo…. pero sabes que? si tienes que llorar, hazlo. peor es que te lo guardes y la ansiedad se acumule!

    un beso

    Reply
    • UnÚteroParaMiAlien 06/10/2014 at 17:48

      tienes razón, hay que llorar. Por suerte va a temporadas y normalmente estoy bien, pero muchisisismas gracias por el apoyo 🙂

      Reply
  • Rosa 06/10/2014 at 20:05

    Pues no te creas que yo que soy de naturaleza llorona pasé el tratamiento sin pena ni gloria, es decir, estaba tan ilusionada en que era el camino para llegar a mi meta que no tuve altibajos y mira que ya es raro, que yo los tengo en mi vida normal y sin hormonas de por medio. Así que ánimo, si hay que llorar se llora, que para eso se nos dio la capacidad de llorar.

    Reply

Leave a Comment