El plan B, Ovodonacion

Durante toda mi búsqueda he tenido que recurrir a tantos planes B que sin duda ya no me queda abecedario libre. Sea como sea y puesta a “empezar de cero” este también va a ser un plan b. Ya que estamos viviendo una nueva vida, una nueva búsqueda y que coño… una nueva infertilidad.

Una asume tener problemas de fertilidad, tener que buscar tratamientos, suplementos y toda ayudita habida y por haber. Pero con el fallo ovárico no te sale de la pepitilla asumir nada, eso significa que la partida se esta terminando. No se vosotras pero yo hasta que no tenga a mi peque en brazos no pienso terminar esta partida.

La ovodonacion no estaba entre mis planes hace un año. Cuando la fiv empezaba a caer en picado me lo propusieron y entre en pánico. Llegue a casa y empece a llorar hasta quedarme sin aire, grite, lance todo lo que encontré, me mecí en el suelo tratando de calmarme… y nada funciono. Fueron unas semanas de un dolor desgarrador. No entendía nada y lo peor era encontrar una explicación al “¿Por que a mi?” pero no la hay, es algo que pasa y punto.

Con el tiempo termine asumiéndolo y no por decisión propia, ya no había marcha atrás, era si o si. No estaba dispuesta a rendirme y dejar la lucha, mi única opción era y es la ovodonacion. Un plan b tan bueno como cualquier otro.

¿Que es la ovodonacion?

Pues el propio nombre lo deja claro. Una mujer dona sus óvulos y una vez fecundados te los ponen a ti.

Antes de llegar a ese punto tienen que buscar a la candidata perfecta. Pasan pruebas medicas, de fertilidad, informes sobre enfermedades genéticas y familiares… La donante se parece a ti, tiene tu mismo grupo sanguíneo, rasgos similares… todo con el fin de que ese ovulo y esa genética sean lo mas parecidas.
Cuando ya tienen a tu donante empieza el proceso de fiv. A ella la estimulan para que produzca los óvulos y a ti te preparan el endometrio para la transferencia.

Una vez extraen los óvulos, se fecundan con los espermatozoides de tu pareja y pasados 3-5 días se te transfieren a ti. Es una FIV como todas las demás pero el proceso de estimulación lo asume otra persona.

Este proceso es más caro que una fiv normal ya que se compensa a la donante.

¿Vivirlo en secreto o contarlo?

Es una decisión complicada. Aunque dentro de la comunidad infertil no hay problema… el mundo exterior no esta tan preparado y puede que tengas que escuchar muchas tonterías.

En mi caso personal he pasado por un proceso. Al principio tenia decidido vivirlo en secreto. No contárselo a nadie y si preguntaban… decir que había sido por FIV. Nadie lo sabría, no me juzgarían y no tendría que escuchar comentarios hirientes.

Poco a poco fui reflexionando y eso implicaba que en caso de lograrlo tendría que ocultárselo a mi hijo, o peor… decírselo y que el no lo contase. Obligarlo a mentir.

Termine comprendiendo que el único motivo de ocultarlo era mi vergüenza. Si, se lo ridículo que suena. Me daba vergüenza no conseguirlo, que mis óvulos no valiesen, tener que recurrir a la ayuda de otra persona.

Ahora como ves estoy decidida a vivirlo con normalidad. No pienso ocultarme ni fingir. No hay nada de lo que tenga que avergonzarme. Esto no lo he elegido yo y de todas formas no tiene nada de malo. Es un camino más, ni bueno ni malo.

3 Comments

  • Tamara 25/05/2018 at 15:29

    Enhorabuena por la decisión. Eres muy valiente y ya va siendo hora que todos estoa problemas vean la luz y dejen de ser temas tabús. Que todo te vaya bien de corazón. Un besazo y mucho ánimo

    Reply
  • Ahinoa I. 25/05/2018 at 17:33

    No sabes lo feliz que estoy por ti por haberte decidido por el Plan B. Mi pequeña Cucú nació por ovodonacion y no he hecho nada mejor en la vida que decidirme.
    Te diré la verdad, ahora 1 año después de nacer Cucú pasan a veces semanas y ni siquiera pienso que el ovulo vino de otra mujer. Incluso a veces podria jurar sobre la biblia que se parece a mi e incluso a veces me descubro pensando “Se parece a mamá”
    Aceptémoslo, no es tu ovulo, y es una put…ada, pero cuando te comience a crecer la barriga y cuando sientas un movimiento que creerás que son gases pero que descubrirás al final que son sus lindos piececitos pateándote avisándote que te escucha y que se tranquiliza cuando le cantas, sabras que tú eres su mamá y punto.
    De verdad mil felicidades y estamos deseosas de poder conocer pronto a tu pequeñ@ Alien.
    Y ya sabes, seguiremos contigo mandándote todos las buenas energías y la pensamientos.

    Reply
  • Beatriz 29/05/2018 at 16:41

    Como nunca se han sabido (ni se sabrán) las causas de mi esterilidad, o mejor de dicho, de nuestra esterilidad, no he vivido ese momento en el que te recomiendan ovodonación.

    Sin embargo me fui preparando para ello. Para que un día me dijeran que no con mis óvulos, no con semen de mi marido e incluso que no, nunca jamás en mi útero. Y pasé un duelo, un mini duelo en realidad, porque estaba convencida de que nada de eso me impediría ser madre y sentirme como tal, con todas las letras.

    Cuidando de los hijos de otros a lo largo de mi vida he llegado a la conclusión de que a los niños se les quiere por la costumbre de la crianza, y no de ningún místico vínculo genético. Ya podría ser este niño que tengo dentro “biológicamente” de mi peor enemiga, que no lo querría de otra manera, estoy segura.

    Y estoy segura de que tú hijo o hija será tan tuyo como los son todos. Un abrazo.

    Reply

Leave a Comment