¿Como quererme y no morir en el intento?

Nunca he sido una persona muy segura de si misma. Los complejos son una parte muy grande de quien soy y han marcado mi vida y mi manera de relacionarme. A lo largo de mi vida he tenido etapas mejores y otras peores. Los tratamientos, sobre todo la fiv, entran dentro de las peores. Los cambios hormonales, la hinchazón… hacen que no te sientas muy cómoda en tu cuerpo.

Ahora mismo a pesar de que intento tener una nueva filosofía de vida. Y aunque he trabajado mucho en aceptarme tal y como soy… siento que estoy en un momento que no me veo del todo bien y para serte sincera, es algo que necesito. Ahora mismo estoy en un momento en el que necesito mirarme al espejo y verme guapa -si, necesito un momento Narciso o Kardashian, también puede valer-

Tener ovarios poliquisticos me ha complicado mucho la vida y no solo en el plano fértil. Una de las consecuencias de este síndrome es el exceso de vello corporal. En mi caso he vivido acomplejada por el pelo en los brazos… Sobre todo siendo adolescente me daba mucho reparo usar manga corta.

El peso también me ha acomplejado toda la vida. Siempre he estado por encima de mi peso y seamos sinceros…Vivimos es una sociedad gordofoba. Siempre hay pullitas y miradas despectivas para quien no encaja en lo “normal”.

Soy una persona que come por ansiedad y en estos 4 años -casi 5- de infertilidad he tenido ansiedad para dar y regalar. Como consecuencia más que evidente he ganado y perdido peso -sobre todo ganado- Mi armario es una buena muestra de mi peso yo-yo. En el puedes encontrar tanto ropa de ¡La 38! -no recuerdo muy bien cuando mu culo entro en eso, pero la guardo por nostalgia- como ropa de la 44.

Bueno pues he llegado a un punto en el que he decidido plantarme. Coger las riendas de mi vida y despedir a la loca que la ha conducido estos últimos tiempos. Estoy segura de que no es un plan fácil y seguramente tampoco sea muy cómodo. Pero que quieres que te diga… verme a las puertas de los 30 -se que me faltan dos años, pero lo vivo todo con antelación, recordemos que entre en la operación bebe con 23- Pues lo dicho, verme cerca de los 30 ha sido una bofetada en toda la cara. Algo dentro de mi ha dicho

“Niña haz el favor de crecer ya, se un poquito responsable ¡Hombre Ya!”

Tiemblen señoras porque he decidido volver al gym que llevo pagando y no pisando un año… Mi armario esta sufriendo una limpieza que ríete tu de la Marie Kondo y por ultimo y no por ello menos importante he vuelto a mi obsesión por el maquillaje.

Puede parecer una tontería pero siento que al maquillarme estoy más contenta conmigo misma. No por ir pintada o por tapar lo que no me gusta. Es más bien por haberme dedicado ese momento a mi, a cuidarme. Incluso si no me pinto y simplemente me pongo una cremita y me hago un peinado, ese momento lo dedique a quererme.

¿Eres de cuidarte? ¿Has tenido crisis de los 30 o pre 30 como yo?

6 Comments

  • Verena 16/04/2018 at 15:49

    Me encanta que te animes a tomar las riendas y hayas tomado la determinación de poner orden en tu vida y en ti misma, me encanta que vuelvas al gym si es lo que te ayuda a estar bien contigo misma y lo que mas me encanta es esa limpieza de armario mas radical que Marie Kondo.
    Ole Ole Ole! Vales mucho, no me canso de decírtelo, y lo sabes.

    ¡te aplaudo!

    Reply
    • unuterop 19/04/2018 at 13:31

      Gracias cielo 🙂 Sk siento que durante estos años simplemente he estado en piloto automático… yo no hacia ni decidía nada de mi vida… es una sensación horrible.

      Reply
  • Beatriz 17/04/2018 at 00:21

    Como tú soy gallega, y como tú quise ser madre joven. Quizá no tanto, empecé la búsqueda con 29 recién cumplidos y mi hijo llegará unos días después de que cumpla 32. Ojalá pudiera ser unos días antes, por aquello de las fronteras psicológicas

    Este viaje oscuro, agotador, me hizo perder muchas cosas. Otro hijo, y a mi misma, mi vida social, mi autoestima. Pero también me ha llevado a conocerme mejor, y conocer mis límites; me ha llevado a tener tiempo para mi sola: para caminar (dios mío cuánto he caminado) para leer, para pensar, para cambiar mi visión sobre la maternidad y la vida.

    La infertilidad, la esterilidad, son fantasmas que nunca se irán. Pero dan algo a cambio que también es valioso. Celebro que estés de vuelta y celebro que hayas cogido impulso para coger las riendas de tu vida. Espero volver a leerte a menudo. Te mando un enorme abrazo y toda la fuerza del mundo.

    Reply
    • unuterop 19/04/2018 at 13:33

      Enhorabuena!!! Al final lo has logrado, me alegro muchísimo.
      Tienes muchísima razón, esto nos roba cosas pero a cambio nos da otras y una de ellas es la fortaleza. Nos vuelve casi invencibles.

      Reply
  • sofff 18/04/2018 at 00:18

    Quererse es todo un tema que suma y pesa todavía mas con la infertilidad. Yo pase por todas las etapas, odiar a mi cuerpo por no hacer lo que se supone, y comerme la heladera entera! (hola ansiedad!). Un día hice el click, estar enojada conmigo no iba a cambiar mi situación, solo me hacía mas miserable y empecé a hacer planes (que no hacia por sí acaso aterrizaba la cigüeña) y me empecé a querer. Es una lucha constante pero lo vale y sobretodo vos lo vales!
    Como dice Ru Paul, if you don’t love yourself, how the hell you are gonna love somebody else? !

    Éxitos en esta nueva etapa de autoamor

    pd: los 30 son muy buenos años, no les tengas miedo!

    Reply
    • unuterop 19/04/2018 at 13:34

      Me ha encantado el comentario! Yo tambien soy muy fan de MamaRu!

      Reply

Leave a Comment