Infertilidad

En fertilidad…¿Cuanto entienden ellos de todo esto?

danbo-1206485_960_720Hace unos días estaba escuchando a maridín hablar por teléfono con su padre y “explicándole” el tratamiento. Digo explicar entre comillas porque no tengo ni idea de donde se sacó esos pasos… El tema es que al ver lo que contaba me pregunte ¿Cuanto entienden ellos de todo esto?

Es cierto que por lo general nosotras nos implicamos algo más en esto, el instinto y el reloj biológico tiran de nosotras, pero a veces siento que los arrastramos como la corriente.

No es algo solo nuestro porque sin duda las clínicas también colaboran en esto. Cuando llegamos a fertilidad todos los ojos se centran en nosotras, nos hacen pruebas, preguntas… Pero muy pocos se paran a hablar con ellos o interesarse por como están. Sin ir más lejos en los contratos nosotras somos las pacientes y ellos son solo “la pareja”. Al final parece que son meros complementos en esto.

Por nosotras o por las clínicas ellos quedan un poco relegados a simples donantes y esto a veces provoca que no tengan ni idea de como funciona esto. Tampoco les quito toda la culpa porque es cierto que nosotras solemos hablarles del tema y explicamos mil veces todo el tema (a veces más de lo que ellos quieren) Pero en mi humilde opinión por más que lo explique a veces siento que pilla lo que quiere.

danbo-1885151_960_720Y por todo esto llegamos a este punto ¿Que saben del tratamiento? Para mi sorpresa mi marido sabe que me estoy medicando pero no tiene ni idea de que me pongo, para que o cuanto… En tema del proceso estamos más o menos igual. Sabe más o menos como va el proceso pero el orden de los factores deja mucho que desear. Parece que un matemático se ha apoderado de mi cabeza y ver como describe los pasos y como los ordena hace que me sangren los tímpanos.

Por otro lado no se hasta que punto estoy exagerando la situación ahora que vivo hormonada. ¿Estoy demasiado sensible? ¿Es esto normal? ¿Vuestros maridos entendían el proceso?

Previous Post Next Post

You Might Also Like

1 Comment

  • Reply Una mamá muy feliz febrero 22, 2017 at 0:47

    Mi caso siempre fue todo lo contrario; empezando por la clínica y acabando por mi marido.

    La clínica siempre se centro en él, a veces me daba la sensación que le hablaban culpabilizándolo jejejej. Siempre tuvieron muy presente que el problema era masculino y por ello “como que tenía que compensar” empapándose muy bien del tratamiento.

    Y en casa igual, mi marido siempre tuvo un gran sentimiento de culpa y empatía, él no entendía como siendo él “la causa” era yo la que tenía que pasar por todo ello. Así que era el que se encargaba de todo, “qué menos” decía. Me pinchaba, estaba pendiente de las horas, de las cantidades, se leía de pe a pa las instrucciones los prospectos, estaba pendiente de mí, de la temperatura…todo, mucho más que yo. La verdad es que muy muy bien.

  • Deja un comentario

    A %d blogueros les gusta esto:

    Powered by themekiller.com